Las Paradojas de la Alta Ciencia

Éliphas Lévi

(1810-1875)

Éliphas Lévi

Un trabajo en proceso. Favor de enviar sugerencias para mejorar esta traducción: inquiry@selfdefinition.org

-->

Los Principios Inalterables

This page in English: .. unalterable-principles.htm

Ahora resumamos, estableciendo estos principios inalterables que servirán también como base y una consagración por todo lo que escribimos.

I

El hombre tiene dos medios de alcanzar las certezas—matemáticas y el sentido común.

II

Puede tener allí las verdades que sobrepasan el sentido común, pero ninguno el que contradiga las matemáticas.

III

"Él el que, aparte de las matemáticas puras, pronuncia la palabra imposible, la falta de la prudencia," (Arago), que significa que el exterior de las matemáticas puras allí no es ninguna certeza completa, universal y absoluta.

IV

Aparte de figura, la certeza universal y absoluta allí son solamente creencia u opinión.

V

La creencia y las opiniones no pueden ser demostradas; los hombres las escogen como cuestión de gusto o las aceptan como cuestión de la política.

VI

Opiniones útiles deben ser animadas, y las peligrosas o nocivas deberían ser reprimidas. Esto explica la lucha necesaria entre los conservadores y los innovadores; solamente los conservadores se hacen perseguidores cuando consideran, o fingen para creer, peligrosos lo que es evidentemente útil. [135:1]

VII

Las matemáticas puras mismas existen; ninguna voluntad los produce, alguna fuerza puede limitarlos. [135:2] Son las leyes eternas, este hombre de no pueden violar, y detrás de lo que es imposible escapar.

VIII

Una cosa puede parecer absurda y ser verdadera cuando está por encima de sentido común, [137:1] pero una cosa contraria a las leyes de las matemáticas verdaderamente es y absolutamente absurda, y el cuyas creencia en una tal absurdidad es una tontería.

La señal de la Cruz, que es la intersección de dos líneas, equilibradas una por la otra, ha estado considerada siempre como símbolo divino. [137:2] Es Tau de los Hebreos antiguos, el chi (x) griegos y cristianos; en las matemáticas este signo + representa el infinito, y x el desconocido; + significa cuanto más o más, y el infinito está siempre más.

Desarrollar la ciencia como tú, para marcar su primera etapa con alfa, su trozo con Omega, y sin embargo tendrás siempre antes de ti el desconocido, al que debes identificar, y su fórmula queda Q + x; [138:1] que todo de lo que nos enteramos es enrollado además de esto desconocido que jamás es completamente desarrollado, es esto el que produce todas las cosas; no sabiendo lo el que es, lo personificamos y le llamamos Dios. [138:2]

[138:2. Por fin el gato está fuera del saco. —O.E.]

En cuanto esto parecía como si este personificación haya sido realizado sobre tierra, pero el Dios-hombre moría sobre la cruz, que es sobre ella x eterno, y única de cruz los restos, para nosotros.

X

El simbolismo hipotético del poder infinito solamente es infinito y excluye, necesariamente, la unidad individual. Cada individualidad es limitada por otra, a menos que suprima todos los demás; Dios, al contrario, siendo el principio de todas las individualidades, no puede ser un individuo. Está sobre esta cuenta que sería uno en varias personas. Tres es un número místico que representa la generación de todos los números.

XI

Dios jamás habla a los hombres, a menos que por los hombres, y no hace nada en especie salvo por las leyes de la naturaleza.

XII

Lo sobrenatural es el que saca fuera nuestra inteligencia normal y nuestro conocimiento de las leyes de la naturaleza.

XIII

Dios, igual, no debe estar considerado como sobrenatural por los teólogos, ya que piensan en la naturaleza de Dios.

XIV

Los padres al Concilio de Niza abastecieron una sustancia a Dios por la afirmación que el hijo es la misma sustancia que el padre. Por otra parte si sea imposible admitir, sin confundirnos, una sustancia terminada y una sustancia infinita, la decisión del Concilio de Niza podría abastecer de argumentos a el panteísmo y hasta al materialista.

XV

Si Dios, como dice catolicismo, nos creó para conocerlo, amarle, y servirle, y por estos medios obtener la vida eterna, y si, como a dicho Jesús el Cristo, esto que hacemos al prójimo lo hacemos a Dios, sigue que Dios creó a hombres, para saber, amar, y servirse y por estos medios alcanzar la vida eterna. El culto verdadero de Dios, entonces, debe ser filantropía.

Y cada religión que no inspira, no aumenta y no perfecciona la filantropía debe ser una religión falsa.

XVI

Una religión, cuya consecuencia es el reprobación y el castigo eterno de la mayoría de los hombres o de algunos hombres, o hasta del hombre simple, no inspira la filantropía.

Esto no toca la doctrina verdadera y católica, que utiliza solamente el reprobación como amenaza, y es ofrecida en la redención final a todos los hombres. A quien le gustan no los restos en la muerte, dijo San Juan, y los moldeados lejos por Filantropía son los no les gustará a quienes.

XVII

Si Dios eran, como ridículamente es supuesta, una personalidad omnipotente que extendió el esfuerzo siendo honrado por ciertas ceremonias especiales, les habría indicado estas ceremonias en cierto modo, evidente e indiscutible a todos los hombres, y habría solamente una forma de culto religioso sobre tierra, pero tal no es el caso, y lo que dio a todo es la necesidad y el deber de amar. La filantropía es pues la religión, verdaderamente católica, es decir universal verdadera y única.

XVIII

Cada palabra de la bendición y el amor es la palabra de Dios, y cada palabra de maldición y de odio es el grito de la maldad humana, que los hombres personificaron, le llama el diablo.

XIX

Un acto de la filantropía, mismo el más imperfecto, es más religioso y meritorio que todo el ayuno, toda reverencia, y todas las oraciones.

XX

La atracción que reúne los sexos no es filantrópica; al contrario a menudo es la más brutal de todos los egoísmos.

XXI

Esta atracción merece solamente el nombre del amor cuando es santificada por sentimientos de devoción individual y de sacrificio.

XXII

El hombre que mata a una mujer porque no le ama más es un cobarde y un asesino, que sin embargo no justifica el adulterio; pero todo lo que puede ser dicho con atención a esto ha sido dicho por Jesús el Cristo.

XXIII

La ley debería ser siempre rigurosa; justicia indulgente.

XXIV

Los pequeños sufren por el grande, pero el grande también debe responder por el pequeño. Los ricos pagarán la deuda de los pobres. [141:1]

XXV

Los mejores cuando se corrompen son peores que los malos. ¿ Cuál venerable que el buen sacerdote, sin embargo que es más despreciable que un mal sacerdote? Pero las funciones del sacerdocio son así sublimes y tan elevadas por encima de la naturaleza humana, y cada sacerdote que no es un santo es malo. Esto explica la duda que cae sobre el sacerdocio en los períodos cuando el sentimiento religioso es débil. ¡ En el evangelio señalan la escritura que el Cristo encontró a un buen ladrón, pero señalan en ninguna parte que encontró a un buen sacerdote!

XXVI

El buen sacerdote es la devoción encarnada; es filantropía aumentada a un ideal divino; el mal sacerdote es uno que vende oraciones y toma los vasos sagrados por sus vasijas que hay que cocer.

XXVII

Todo lo que él hace bien es bueno; todo lo que hace la defectuosidad es malo.

XXVIII

Todo lo que nos da el placer aparece como bueno, y todas esta perturbaciones o nos aflige parece malo; pero a menudo nos equivocamos, y estos errores son " las circunstancias atenuantes " del pecado.

XXIX

Es imposible amar el mal en sentido del propio interés, sabiendo lo que lo es, y sin su haber un cierto aspecto de bien.

XXX

El mal no tiene ninguna verdadera existencia, o, para ponerla mejor, no existe de modo absoluto. Lo que no debe ser, no es: seguro e indiscutible. [143:1]

Esto lo que llamamos malamente existe como sombra necesaria de la manifestación de la luz; el mal metafísico es error, mal físico es dolor; pero el error es perdonable cuando es involuntaria. Para saber perfectamente. Que nos equivocamos, pero para persistir no se equivoca más; procura engañar otros. En cuanto al dolor físico, es el preservativo, y el remedio para, el abuso del placer; ejerce la paciencia del sabio, advierte la imprudencia y castiga el mal. Es más bien, pues, un bien que un mal.

XXXI

El desorden en naturaleza está nunca más que aparente, y todos los milagros alegados son fenómenos excepcionales o trucos de magia.

XXXII

Cuando ves un contrario de fenómeno en el aspecto a las leyes demostradas por Matemáticas, [145:1] esté seguro uno u otro, que observaste insuficientemente o que has sido engañado, o que has tenido alucinaciones.

XXXIII

La verdad no necesita ningún milagro, y ningún milagro puede probar una falsedad.

XXXIV

Las leyes generales de la naturaleza son conocidas a la ciencia, pero ni todas las fuerzas ni todos agentes son todavía conocidos. Un bosquejo ha sido conseguido por el magnetismo animal que existe ciertamente, pero la ciencia lo trata como problema que no trató de resolver.

XXXV

La gente pregunta siempre por qué los fenómenos extraordinarios del magnetismo jamás son producidos en presencia de los hombres del estudio. [146:1] Es porque pocos hombres de aprender quién el testigo un fenómeno inexplicable a ellos mismos tendría el coraje de certificar su caso.

XXXVI

La luz que vemos es solamente una parte de la luz infinita. Es los algunos rayos de nuestro sol que sean informe de allí con nuestro aparato visual. Nuestro mismo sol es pero una lámpara convenida en nuestro desconocimiento; está en un punto luminoso en el espacio que sería oscuridad con los ojos de nuestro cuerpo, y que es resplandeciente para la intuición de nuestras almas.

XXXVII

El magnetismo de palabra expresa la acción y no la naturaleza del gran agente universal que sirve de mediador entre el pensamiento y la vida. Este agente es la luz infinita o más bien (para la luz es solamente un fenómeno) está el portador ligero, el gran Lucifer de la naturaleza, del mediador entre la materia y del espíritu, [1474:1] que los ignorantes y los impostores llaman el diablo, y que es la primera criatura de Dios.

[147:1. Luz astral, el almacén de la electricidad oculta; el vehículo del caos primitivo. —O.E.]

XXXVIII

¿ Cuáles es más absurdo y más impío que para dar al diablo, es decir al mal personificado, el nombre de Lucifer que significa Luz-portador? Lucifer intelectual es el espíritu de la inteligencia y del amor; es Paráclito, es el espíritu santo, y Lucifer físico es el gran agente del magnetismo universal.

XXXIX

Para personificar el mal y hacerle una inteligencia, un rival a Dios, que no puede por otra parte comprender y puede más amor, esto es una ficción monstruosa. Para creer que Dios permite esta inteligencia mala engañar y destruir sus criaturas débiles ya tan débil en ellos mismos, es hacer a Dios un igual más malo de personalidad que el diablo; para Dios, tomando del diablo la posibilidad de arrepintiéndose y de amar, él mismo lo fuerza por hacer daño. Por otra parte un espíritu de error y de falsedad puede ser solamente una locura de pensamiento, y hasta no merece la denominación del espíritu. El diablo es lo contrario de Dios, pues si Dios se define como el que ES, el diablo debe serle que no es.

XL

Debemos buscar el espíritu de los dogmas, mientras que la recepción en su integridad de su letra, tal como la esfinge sacerdotal nos lo comunique. Esta letra evidentemente es absurda, para que pudiéramos buscar más lejos y más alto. Está seguro para que para actuar se deba ser, y que al pecado uno debe ser consciente, y que, pues, no se puede ser culpable constante; ése no puede hacer nada fuera de nada; este Dios no puede ser ni un hombre, ni un Dios de hombre; este Dios no puede sufrir ni morir; que una mujer que da origen a un niño no puede ser una virgen, etc., etc ... Nadie, entonces, puede seriamente afirmarnos lo contrario de estas verdades, tan palpable y evidente, sin previo aviso como lo tiene allí un misterio en él, es decir un sentido escondido que debe ser extraído y comprendido bajo la pena de ser bien un apóstata o un imbécil.

XLI

Que excusa a los ateos pretendidos es la concepción deplorable a la cual las masas conducen ellos mismos de Dios. Hombres lo dotaron con todos sus propios vicios, e imaginaron que lo hacían grande exagerando a estos últimos a las proporciones paradójicas. Así para un ejemplo:

De orgullo - ¡ Dios toma por el objeto solamente su propia gloria! ¡ Busca esta gloria en la disminución de sus rivales - como si lo podría tener; tortura para la eternidad sus criaturas desgraciadas - para su gloria; mató a su hijo - para su gloria! De avaricia - dueño absoluto de todas las buenas cosas, da al número más grande de su miseria de niños solamente, y distribuye sus favores al número más pequeño, solamente lentamente y parsimoniosamente.

De envidia - es Dios celoso. Proscribe la libertad; desvía la razón del sabio, y los favores preferentemente a el ignorante y a el idiota.

De avaricia - jamás es no satisfecho con la carne de sus víctimas; en virtud de la vieja ley necesitó holocausto de los toros, bajo la nuevo aspira el vapor de las víctimas humanas que arden en los autos de fe.

De lujo - debe tener por vírgenes Minotauro; tiene su serrallo de jovenes enamoradas lánguidas, y los monjes torturados por pesadillas obscenas; inventó el celibato para crear a los fantasmas, más presuntuosos que todas las orgías romanas, y los sueños artificiales.

De cólera - La materia principal de los libros y de las colecciones consagrados por sermones es la cólera de Dios. Vuestro qué el furor deja pestilencia cobarde, y en su furor implacable él cava afuera de un infierno para cada eternidad.

De Apatía - después de un descanso de una eternidad, trabaja durante seis días. [150:1] ¿ su trabajo consistió consagrándose dar a diario una orden, y después de haber dado estas seis órdenes que sintió la necesidad del descanso, y cómo San Juan era errónea cuándo, luego después de haber representado el mal bajo la forma de un monstruo con siete cabezas, nos dice que los hombres se prosternaron antes y adoraron esta bestia? [150:2]

San Juan añade que Anticristo debe animar la imagen de esta bestia, y el hecho habla, y que la gente se prosternará ante este simulacro que vivirá de la locura humana. Tengamos cuidado con pensar que esto podría jamás ser realizado en la persona de Pontífice soberano del catolicismo; ¡ sin duda alguna la referencia es hecha aquí en Antipapa o posiblemente en el gran Lama de Tibet!

XLII

San Vicente de Lerius indica esto que sólo concierne al dogma verdadero católico o universal, que ha sido admitido a cada momento, en todos los lugares, y por uno cada. [150:3] esto simplificarían los signos convencionales maravillosamente y aumentarían milagros a la iglesia.

XLIII

¿ A aquellos quiénes toman objeciones a las enseñanzas de los teólogos, te es usual responder mucho mas fuerte que San Agustín? ¿ Te tienes más genio que Bossuet? ¿ Más inteligencia que Fénélon? Estas cuestiones son muy ridículas, cuando la materia a la salida es de sentido común. Ciertamente soy menos versado en las matemáticas que Pascual, pero soy engañado que viví en el período de este gran hombre, y lo tuve lo que el dijo o permití que eso dicho ante mi que dos y dos suman cinco, debería haber contado su gran autoridad como nada, y debería haber continuado estimando, o más bien sabiendo, que dos y dos suman cuatro.

XLIV

Grandes e instruidos hombres que tuvieron sus lenguas, o hablaron de un cierto modo, tuvieron ciertamente sus propias razones para hablar o para guardar el silencio. Las verdades elevadas no son adaptadas a almas bajas; debe allí haber fábulas para niños, y amenazas para los cobardes; debe tener allí absurdidades para la locura y los misterios para la credulidad. Está por los vidrios ennegrecidos que podemos sólo mirar fijamente sobre el sol; mirado por un vaso claro, nos parece negros, y nos ciega. Dios es para nosotros como el sol; debemos marchar por su luz con los ojos bajados: si se trata de mirar fijamente sobre él nuestra vista nos es suspendido. El más peligroso y más triste de las ciencias es teología, porque se constituye incorrectamente que una ciencia de Dios. Más bien es la ciencia de la tontería del hombre cuando procura explicar el misterio impenetrable de lo divino.

XLV

La luz de Dios espejea en nosotros todos - es nuestra conciencia. Para hacer el bien a lo que esto nos incite y para evitar el mal del que esto nos advierte, son nuestras funciones hacia Dios.

XLVI

Dios siembra la idea en el infinito, y los rayos sol aportan al nacimiento los gérmenes en los planetas. Los animales publicaron de la tierra como los árboles, pero además que los árboles publican completamente formado y de normal; las especies tienen sus períodos embrionarios tanto como los individuos de cada especie. Imaginar que Dios primero moldeó una estatua de arcilla, para soplar más tarde en su cara y así le hace a un hombre, es creer que una historia semejante a la indican de nietas respecto a los bebés que son cavados hacia arriba fuera de las camas de col. ¿ Dios es negado o la gloria es disminuida negándose a mirar sobre él como estatuario? Es la naturaleza que produce muy progresivamente y por grados lentos, jamás funcionando por las funciones ordenadas de las fuerzas inherentes a la sustancia, pero es la palabra divina que guían las fuerzas hacia el ideal de la forma. La naturaleza cumple la orden, no inventa. Los pensamientos que son concebidos en la materia vienen solamente de la materia, aunque la materia no piensa. Del desarrollo de la primera célula viva, a la perfección de la forma humana, Dios dijo a las fuerzas de la naturaleza, " hagamos al hombre, " y su petición sostuvo por muchos millones de los años que, antes de él, eran pero de un instante. El génesis no es la historia natural del hombre, es el comienzo de su Épica religiosa. La pareja primitiva es unidad humana establecida en la primera familia de los creyentes. Cuando Dios difundió por encima de la cara del hombre un soplo de inmortalidad, el hombre ya tuvo una cara; ¿ que le era entonces pero una especie de animal antropoide? Ciertamente el hombre no baja de mono, sino la remeda y el hombre posiblemente descienden del mismo animal primitivo. La teoría de Darwin no contradice la Biblia, él restauraciones a ella su carácter del león simbólico y exclusivamente religioso; la gran semana de la creación es una serie de épocas geológicas decimos que [153:1] Dios se reposan cuando el hombre comienza a comprender que el universo sigue adelante aisladamente. [153:2]

[153:2. Ingenioso pero ... —Trad.]

XLVII

Lo sobrenatural es la paradoja eterna del deseo infinito. El hombre implora para asimilarse con Dios, y hace así en la comunión católica. De un punto de vista de Racionalista y considerado de modo puramente normal, esta comunión es una cosa de extravagancia colosal. ¡ En la comunión católica comen el espíritu de Dios y del cuerpo de un hombre! ¡ Comer un espíritu, y un espíritu infinito! ¡ Aquel qué locura! ¡ Comer el cuerpo de un hombre! ¡ Cómo horrible! ¡ Teofagia, y Antropofagia! ¡ Aquel qué reclama a la inmortalidad! ¿ Pero, [154:1] aquel quién puede ser más bello, más calmante, divino más verdaderamente que la comunión católica? Los monjes quieren, innato en el hombre, jamás encontrarán una satisfacción más entera; y cómo brillantemente consideramos que es verdad, cuando le creemos la fe crea en cierta medida lo que afirma; la esperanza en el superhombre jamás engaña, y el amor del divino jamás es una decepción. El Primero la comunión es el coronamiento del canon humano, es la inauguración del lado serio de la vida, es el apoteosis y transfiguración de la infancia, es el más puro de todas las alegrías y la más verdaderamente de toda satisfacción.

XLVIII

Hay entonces algo por encima de la naturaleza y por encima de la razón para explicarse, justificar, y satisfacer las aspiraciones más elevadas de ambos. De este punto de vista lo Sobrenatural es normal, y la fórmula paradójica de las hipótesis necesarias se vuelve perfectamente razonable. Es el espíritu humano que construye el imposible con el fin de alcanzar el infinito.

XLIX

Según los padres de la iglesia, la ley antigua era solamente una imagen y una sombra de la nueva ley. Las historias asombrosas de la Biblia son pero en imágenes, (no dicen alegorías, la palabra habrían sido peligrosa), imágenes del nuevo dogma inaugurado por Jesús el Cristo, y la base de este dogma es que Dios personalmente esta unido con

la humanidad, y que nosotros debemos amar y servir a Dios en el hombre; en una palabra que nos debe amar uno otro, el que repite toda la ley y los profetas. No hay entonces nada verdaderamente en la Biblia que no está conforme al evangelio, y el espíritu del evangelio es el espíritu de la caridad.

L

Para amar uno otra y no oprobiar, la maldición, excomulgan, persiguen o les queman. Para amar uno otro y por consiguiente ayudar, consolar, sostener y bendecir uno otro. La caridad es humanidad dotada de un principio divino; es solidaridad enriquecida por individuo-devoción; es el espíritu de los santos, y por consiguiente el espíritu verdadero de la iglesia católica o universal. Los poseídos con un espíritu opuesto a esto no pertenecen a la iglesia.

Pero la caridad en la iglesia debe preservar sobre todo de cosas la jerarquía y la unidad. [156:1] es legítima para protestar contra el abuso de la autoridad, pero no contra la autoridad misma. [156:2]

¿ Allí existe actualmente una nueva sección de los protestantes quiénes se llaman viejos católicos, como si el niño justo nacido pueda llamarse viejo, porque tuvo un abuelo? Pero los antepasados de estos protestantes ridículos no eran ningún viejo católico, que tenga murió mil veces más bien que se separa de la jerarquía y de la autoridad. Sus antepasados son los herejes de todas las edades, y su gran antepasado es Satanás, [157:1] este viejo católico un sometido.

LI

Si la religión debe ser una, si debe ser santa, si debe ser universal, si debe preservar y continuar la cadena de la tradición, si debe reposarse en una autoridad legítima y jerárquica, si es realiza y lo que promete, si debe tener signos de fuerza y de consuelos para ellos todos, si debe poner los velos para visiones débiles a las verdades eternas, si debe unir en una grey todas las aspiraciones y todas esperanzas de las almas más abrumadoras, puede ser solamente católico, [157:2] y todas las naciones pronto o tarde le volverá al Catolicismo cuando un cierto Papa por Dios iluminado desaprueba atrevidamente las pasiones pequeñas, plenas de la avaricia y del odio, del catolicismo clerical, cuando un clero instruido será competente para reconciliar las luces de la razón las oscuridades de la fe, y cuando el culto libertado de los intereses materiales no será más un objeto de empresa mercante.

Esto será, porque debe ser, y lo descubriremos mientras que en los dogmas cristianos hay, como en las primeras partes de la Biblia, imágenes y sombras de la religión del futuro, que ya existe y podría indicarse como Mesianismo, Paracletismo, o todavía mejorar al Catolicismo absoluto, y que será la luz de todos los espíritus y de la vida eterna de todas las almas.

top of page

 
-->