El rol del celibato en la vida espiritual

Una entrevista con Swami Chidananda Saraswati

© The Divine Life Trust Society

device width goes here

Swami Chidananda Saraswati

Parte 2 ¿Hay Etapas? Sí y no.

This page in English: celibacy-part-2.htm

Pregunta: ¿Hay etapas particulares en la vida espiritual en que el celibato se haga especialmente importante o incluso esencial?

Swami Chidananda: Sí y no. Desde un punto de vista, el celibato forma la mismísima base. Es la primerísimo etapa, la etapa del ABC. Entonces podemos decir que no es en cierta etapa que se hace importante o indispensable, sino que es esencial desde el mismo comienzo.

Si tu aspiración es ser auténtico y genuino, y si la aspiración va a tomar la forma de un total compromiso con la experiencia espiritual y un total esfuerzo para moverse en esa dirección, entonces debes continuar avanzando sólo en esa dirección. No puedes correr tras dos cosas, porque en ese caso estarías dando un paso adelante y un paso atrás, y nunca progresarías realmente.

La vida espiritual comienza con tu reconocimiento de que en tanto continúes persiguiendo la satisfacción sensual y el placer, no vas a avanzar un solo paso. Todo quedaría en lo académico y teórico. Nuestra aspiración, nuestro deseo de vida espiritual sólo sería en este caso teoría – una fantasía y una impresión. Ni siquiera habrías empezado. Entonces la etapa inicial de la vida espiritual es un alejamiento de la experiencia de los sentidos y la indulgencia en ellos, e implicaría comenzar a moverse en la dirección opuesta.

Swami Sivananda solía decir: "El brahmacharya es la base de la inmortalidad." Y en muchas partes en los Upanishads dice:"La experiencia de la sabiduría no puede descender hasta alguien que no tiene sus sentidos bajo control y que no ha dominado los caprichos de la mente errabunda." Por eso no creo que sea en ciertas etapas, sino en toda la vida espiritual, porque la viuda espiritual es la trascendencia de tu naturaleza humana, de tu conciencia humana, y si es una trascendencia, tienes que dejar atrás todo lo que constituya tu naturaleza humana, tu fisicalidad. Tendrás que comenzar y perseverar en ello. Entonces ves el celibato como algo positivo, no como algo antinatural. No sientes que estés ejerciendo violencia alguna contra ti mismo.

Finalmente, desde un punto de vista puramente científico y técnico, uno de los Yogas en que el celibato es absolutamente esencial e indispensable, es el Kundalini Yoga (la práctica de la elevación de la energía vital). No hay compromiso con eso. Desde el comienzo mismo es esencial e indispensable, de otra manera puede ser peligroso. Esa es la parte "no" de la respuesta.

La parte "sí" es afirmar que en el contexto total de la vida espiritual en India, hay ciertas etapas y estados en que puede ser altamente espiritual y al mismo tiempo llevar una vida sexual normal. Esto es así especialmente en el camino devocional (bhakti) – personas que han seguido el sendero del amor a Dios, la devoción, la adoración, la oración, el corear el nombre divino, el canto de Sus glorias. Este camino no hace distinción entre un estudiante célibe, un cabeza de familia casado, y una pareja renunciante que vive orientada a la espiritualidad después de haber cumplido sus responsabilidades como administradores de hogar. El sendero devocional parece ser una dimensión espiritual en India en que el celibato total en su sentido de absoluta abstinencia no es acentuado. No se le ve con rechazo, pero no se insiste en él tampoco. Pero como el acto sexual consume una gran cantidad de energía pránica, naturalmente el auto control es importante. Y el sexo promiscuo nunca ha sido incitado, nunca se le ha visto con buenos ojos. Entonces, una suerte de gobierno en la forma de auto control y fidelidad en tu relación sexual con tu pareja legal reconocida, también puede ser considerado como brahmacharya.

Y este ha sido el caso de muchos devotos, amantes de Dios, y la India espiritual no escasea en ellos. A lo largo de India hemos visto el fenómeno de grandes comunidades de extáticos. Devotos de Dios, muchos o la mayoría de los cuales han sido personas casadas que viven una vida sexual normal, y sin embargo absortos en el amor de Dios. Esta es la parte "sí" de la respuesta. En esta etapa, la sexualidad no parece en absoluto prohibida o incompatible con la vida espiritual.

Pregunta: Supongo que los estudios Védicos, el acercamiento más intelectual a la vida espiritual, tampoco sería incompatible con la vida de casados.

Swami Chidananda: Sí, sí. Pero en la vida Védica, gradualmente, inconscientemente, sin siquiera tenerlo como propósito, en el curso del tiempo la persona llegaría a ese nivel de conciencia en que el sexo se transforma en algo superfluo, porque contradice la base misma del Vedanta: "Yo no soy este cuerpo. Yo no soy los cinco elementos. Yo no soy las limitantes circunstancias. Soy algo muy distinto y diferente." Y por ese distinto y diferente algo, el sexo no tiene sentido. Porque eso no está en el plano de la conciencia y el funcionamiento físicos.

top of page

 

El Occidente

Pregunta: El celibato es a menudo visto en el Occidente moderno como una práctica obsoleta, pasada de moda. Con frecuencia es considerada como represiva, negadora de la vida – incluso antitética a lo que la práctica espiritual finalmente es. Muchas autoridades espirituales de Occidente están hoy enseñando que, para actualizar todo nuestro potencial como seres humanos, debemos abrazar, pero de ninguna manera evadir ni reprimir, nuestra sexualidad. Estas visiones contrastan totalmente con las que las grandes tradiciones siempre han enseñado. ¿Qué piensa usted al respecto?

Swami Chidananda: No estoy en absoluto de acuerdo con la actitud que has descrito. Ellos han fracasado en comprender el rol del brahmacharya en la vida espiritual. No está obsoleto; no es en absoluto pasado de moda, y no es represivo ni niega la vida. Por el contrario, es utilizado como una plataforma para la vida eterna. Su visión de la vida parece ser muy, muy limitada. Esta no es la única vida que hay. Cuando llegas a tener un pequeño atisbo de lo que la vida real es, quedas simplemente anonadado. Esta vida presente no tiene significado. Es una mezquina bagatela. Una nadería si no se la comprende en términos de una pista de despegue para catapultarnos hacia la vida verdadera. Esta vida es tan sólo un medio para llegar a ese gran y misterioso objetivo de la existencia humana, que es entrar en la vida de Dios, cuando se es uno con Dios, en el reino del Cielo. Ese es todo el propósito de la existencia humana. La vida humana nos ha sido otorgada como un pasadizo a la divinidad, un pasadizo a la vida eterna.

Entonces, el brahmacharya no es represión ni evasión de la sexualidad. Es tan sólo encauzar la sexualidad – hacer uso de este potencial sexual para algo diez veces, cien veces superior. Por lo tanto el asunto de la represión y la supresión es un error de concepto, y se debe a la falta de una correcta comprensión de lo que la búsqueda espiritual realmente es. Si se entendiera, entonces no se usarían tales conceptos. No somos sólo seres humanos; somos más que seres humanos. Nuestro estatus humano es sólo un pálido reflejo de lo que en verdad somos. La única razón por la que nuestra naturaleza humana adquiere significado es que, de ser utilizada correctamente, puede elevarnos hasta lo que en realidad somos, llevarnos al reino – sobre el que tenemos derecho ya por sólo haber nacido.

Sin embargo, en alguna media, la idea occidental de que el brahmacharya es supresión no es tan delirante. Si no suprime o reprime alguna facultad natural, puede desencadenar cambios indeseables en la personalidad. Si un individuo es forzado al brahmacharya contra su inclinación y voluntad, obviamente pueden atraerse condiciones anormales, pues la persona está siendo compelida a hacer algo que en su corazón no quiere hacer – obligada por otros, por una restricción social o por haber hecho votos sin haber antes considerado exactamente lo que esa decisión implicaba.

Pero si una persona inteligente, habiendo ponderado profundamente la base de la vida, dice: "Si quiero alcanzar algo grande, algo poderoso, no puedo darme el lujo de dilapidar mis energías. Mientras más las conserve, mejor puedo encauzarlas hacia esa conquista y mayores las posibilidades salir victorioso." Entonces, habiendo entendido la lógica del asunto, y apreciando el fin último al que nos llevaría si profesamos el celibato voluntariamente y con gran entusiasmo, ¿dónde tiene cabida el tema de la represión? Por el contrario, lo que parece ser una especie de negación es realmente dar cabida a una dimensión más sublime de tu ser. Así, lejos de negar la auto expresión, es otorgarte total posibilidad de expresión, puesto que ya no te identificas con el aspecto inferior de tu personalidad. Te has identificado con el aspecto superior. Es una forma de liberación y evolución hacia un nivel más excelso. No es una negación sino una verdadera expresión de tu propio ser. Cuando constituye tal proceso, entonces Freíd y el resto quedan fuera de competencia. Ellos nunca han visualizado tal situación, tal posibilidad. Pero no es sólo una posibilidad, sino que es una tradición de siglos, de milenios – alguien preparado para hacer lo que sea, pagar cualquier precio por la obtención de lo más perfecto.

Pregunta: ¿Por qué cree usted que la sola idea del celibato a menudo hace que la gente en Occidente reaccione con rabia y resentimiento?

Swami Chidananda: Yo diría que Andrew Cohen [their publisher] está en una mejor posición y mayor competencia para responder a esa pregunta, pues para mí sólo es una pregunta académica y teorética, mientras para él es una situación experiencial.

Tal vez este concepto es inaceptable para ellos porque les negaría la búsqueda del placer, el contacto hedonista que tienen con la vida. Es algo de lo que el occidental promedio no quiere ni oír. Estropearía su manera de vivir. Si se les hace sentir que están haciendo una tontería, se sentirán culpables, incómodos, y por supuesto se irritarán mucho. Estoy seguro de que hay también quienes sienten que el celibato va contra el mandato bíblico de ir y multiplicarse. Entonces, si hablas del brahmacharya en su sentido extremo, parecerá que estás predicando contra los mandamientos de Dios.

 

top of page