Psicología de la Posible Evolución del Hombre

P.D. Ouspensky

P.D. Ouspensky

Índice y Introducción

This page in English: introduction.htm

Índice

En la versión en español, la conferencia de 1937 no aparece. Vea aquí para esta conferencia en inglés: ../evolution/lecture-in-1937.htm

Créditos de Publicación

Introducción

He recibido cartas de mis lectores durante algunos años. Todas ellas preguntaban que había hecho después de haber escrito mis libros, que publicados en inglés en 1920 y 1931, fueron escritos en 1910 y 1912.

Nunca pude contestar a estas cartas. Se habrian necesitado varios libros sólo para intentar hacerlo. Pero cuando mis corresponsales habitaban en Londres, donde residia desde 1921, los invitaba a ciclos de conferencias que organizaba para ellos. En estas conferencias trataba de responder a sus preguntas y de explicarles lo que había descubierto después de escribir mis dos libros y cual era la dirección de mi trabajo.

En 1934 escribí cinco conferencias preliminares que daban una idea general de lo que estaba estudiando y también de las líneas que seguían cierto numero de personas que estaban trabajando conmigo. Reunir todo ello en una o hasta en dos o tres conferencias, era verdaderamente imposible: así que siempre les advertía que no valia la pena escuchar una o dos conferencias, y que eran necesarias cinco, o mejor aun diez, para poder tener una idea de la dirección de mi trabajo. Desde entonces he continuado con estas conferencias, y a menudo las he corregido y vuelto a escribir.

En su conjunto, encontré satisfactorio este arreglo general. Se leian cinco conferencias en mi presencia o sin mi. Los oyentes podian hacer preguntas, y si trataban de seguir el consejo y las indicaciones que se les daban (que basicamente se referían a la observación de sí y a un tipo de autodisciplina), muy pronto adquirían, trabajando, una comprensión bastante mas amplia de lo que yo estaba haciendo.

Por supuesto que siempre me di cuenta de que no bastaban cinco conferencias, y en las conversaciones que seguían elaboraba y aumentaba los datos preliminares, tratando de mostrarles su propia posición con relación al Nuevo Conocimiento.

Encontré que para muchos de ellos su mayor dificultad era el darse cuenta de que verdaderamente habían oído cosas nuevas; esto es, cosas que nunca antes habían oído.

No se lo formulaban a sí mismos, pero de hecho, cualquiera fuese el tema, trataban siempre de contradecir esto en sus mentes y de traducir lo que oían a su lenguaje habitual. Por supuesto, yo no podia tomar en cuenta esto.

Oyendo cosas nuevas

Sé que no es cosa fácil el darse cuenta de que uno está oyendo cosas nuevas. Estamos tan acostumbrados a las viejas canciones y a los viejos motivos, que hace ya mucho tiempo que hemos dejado de esperar y dejado de creer que pueda existir algo nuevo.

Y cuando oímos cosas nuevas, las tomamos por viejas o creemos que pueden ser explicadas e interpretadas por las viejas. Es cierto que es tarea difícil el darse cuenta de la posibilidad y necesidad de ideas totalmente nuevas, y con el tiempo necesita una revalorizatión de todos los valores convencionales.

No puedo garantizar que encontraran desde el principio ideas nuevas, esto es, ideas que nunca antes habían oído; pero si son pacientes muy pronto comenzaran a reparar en ellas. Para entonces les deseo que no las pierdan y que no traten de interpretarlas de la vieja manera.

  – Nueva York, 1945


Créditos de Publicación:

Este material fue procesado por LUIS de Cuba y aportado para difusión libre y gratuita. —Noviembre de 2002

Este libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión, y con el proposito de que así como usted lo recibio lo pueda hacer llegar a alguien mas. --HERNAN -- Para descargar de Internet: Biblioteca Nueva Era Rosario - Argentina Adherida al Directorio Promineo.

reconocimiento óptico de caracteres de pdf por sh

inicio de la página